About Me

Mi foto

Venezolana, viviendo en Venezuela.

I'm a blogger.
I'm not a saint.
 
Sólo te puedo decir que tengo un blog 
 
Mi apellido es tal y como ves, no lleva tílde, es portugués.

miércoles, 22 de junio de 2016

Vivir en Venezuela ya no es algo de sobrevivencia, sino de valores.

     Como muchos de mis seguidores deben saber, yo soy venezolana y llevo viviendo toda mi vida en Venezuela, específicamente, en la capital, Caracas. La polémica internacional y la manipulación mediática lleva a muchas personas de otros países a preguntarse "¿Cómo se sentirá vivir en una situación así?", realmente no es fácil vivir acá, realmente es muy decepcionante ver como miles de niños, jóvenes y ancianos que empezaban, construían o tenían una vida acá tienen que huir a otros lugares buscando acobijo y seguridad.

     Ahora bien, la real hipótesis es: "¿Cómo se siente para un/a joven vivir en Venezuela?" y yo podría responderlo de la mejor manera.  Es una mezcla de sentimientos encontrados con una impotencia muy grande, es ver como tu país, tu hogar, cae cuesta abajo y nadie, ni siquiera tu, estás dispuesto a hacer algo, o mejor dicho, no tienes la potestad de hacer nada. Pero, ¿Qué es lo único que queda a la prudencia nuestra?, simple, ser mejores que las personas que hoy manejan y habitan nuestro país, personas llenas de odio, de rencor.

      Vivir en Venezuela ya no es una situación política, es una situación moral denigrante, es la falta de los chóferes al cruzar la calle cuando el semáforo está rojo, es la suciedad de las calles por que sus "ciudadanos" tiran los desperdicios donde mejor crean y no en una papelera, es ver a futuros bachilleres vagando y aplaudiendo la falta de actividades educativas, es ver que el salario de un político es en un cien por ciento más alto que el de un educador, es ver como entre hermanos venezolanos somos capaces de insultar y de humillar a la otra persona por tener un ideal diferente al nuestro, es ver como todo es tan indiferente y que las personas no toman alertas de esta situaciones tan graves que vivimos en Venezuela. Contemplar vivir en Venezuela es una situación donde cualquiera puede caer en una depresión inmensa, con el simple hecho que ya ni el venezolano respeta el himno o los símbolos nacionales de su patria.

     Sí bien es cierto, hemos tenido situaciones económicas y políticas difíciles. El mayor problema en estos momentos es todo el daño moral que ha ido transcurriendo en la vida del venezolano a los largos de los años, haciéndose cada vez más indiferente.

viernes, 5 de febrero de 2016

CAMBIOS EN EL 2016 + 3 DÍAS PARA MI CUMPLEAÑOS♡

Con la llegada de un nuevo año, un nuevo mes, una nueva semana o quizás un nuevo día nos hacemos la ilusión de cambiar algunas cosas que no nos gustan o avanzar a ser mejores personas.

¡Hola, hola! ¿Cómo están? Pues aquí un poco retrasado están mis 6 resoluciones del 2016:
  • Aprender a hablar ruso y rumano: Y ya sé que dirán  ''¿Para qué Sabrina querrá aprender esos idiomas?'' siempre me han parecido sumamente difíciles y me encantan los retos, así que la primera meta es aprender alguna de estas dos lenguas, ¡O ambos!
  • Sacar mejores notas: Este es el prototipo de meta que nos hacemos cada inicio a clases o de año, o en mi caso, de cada lapso. Aunque a veces sea algo que dejamos inconcluso, es algo que todos deberíamos tomar más en serio si pretendemos ser el futuro de nuestros países.
  • Hacer mi fiesta de quinceañera: Y aunque este es un proyecto que aún no he podido planear con tanto rigor, espero con todas mis fuerzas que salga genial y que podamos hablar en una futura emtrada sobre eso.
  • Comer más saludable: El típico propósito de todas las mujeres venezolanas después de Diciembre (y ustedes me entenderán) no espero bajar increíblemente de peso, solo poder alimentarme de una mejor manera para tener una vida sana y fuera de peligros.
  • Trabajar más mi blog: Como lo mencioné en la entrada anterior, quiero seguir aquí por un tiempo más y no dejar de hacerlo por típicas excusas, espero actualizar muy a seguido y cargarles la página de inicio de puras entradas mías.
  • Quedarme en Venezuela: Quien me conoce sabe que adoro mi país y que creo en la ferviente idea de poder cambiarlo en todos los sentidos posibles ¿Por qué el querer irme, o tener que hacerlo por algunas personas que no saben como manejar la nación?
Y es que como todo, ya comencé a hacer cambios ¡Corte mi flequillo (o pollina cómo le decimos acá) me ha gustado por que siempre he tenido el cabello en forma de uve e hice algo diferente 

Acá tienen una foto para que vean el resultado: 



Y claramente ya me ha crecido bastante, aunque no me la quiero volver a cortar, prefiero dejar mi cabello como estaba antes ¿A ustedes qué le parece? 

Otra cosa, que me tiene bastante emocionada es la llegada de mi cumpleaños que es el lunes, para mi fortuna es lunes de carnaval acá en Venezuela entonces no tengo que ir al colegio ni a presentar ningún parcial.

Cumplo 15 años, wao, estoy vieja. Me siento vieja.